Ampliar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra

DIABLOS DANZANTES DE YARE

En la población de San Francisco de Yare, del Estado Miranda el día anterior al Jueves de Corpus Christi, al mediodía, los promeseros que van a danzar y a manera de práctica, sin lucir el traje satánico, danzan por algunas calles del pueblo; en la noche se dirigen al sitio denominado El Calvario para tomar parte de la celebración del Velorio del Santísimo Sacramento. Esta fiesta también se conoce con el nombre de "Velorio de los Diablos Danzantes". La celebración de dos velorios simultáneos es un elemento diferenciador de la manifestación en esta región.  El día Jueves a tempranas horas de la mañana se dirigen al cementerio para visitar las tumbas de algunos diablos fallecidos, hecho de reciente incorporación en el desarrollo de la festividad. Luego se congregan en la puerta de la Iglesia para escuchar la misa. Al culminar la ceremonia religiosa tiene lugar el acto de juramentación de los nuevos danzantes en presencia del Primer Capataz, la Capataza y el Sacerdote. El Arreador ordena a los promeseros que se dirijan bailando y en forma individual hacia el Sacerdote, quien pregunta las razones del ofrecimiento y tiempo de duración de la promesa. Después, danzan frente a la Iglesia y recorren bailando las calles del pueblo. La celebración del Corpus Christi, realizada 9 jueves después del jueves santo de cada año, tiene en nuestra tierra un significado religioso donde se reafirman las creencias religiosas y mágicas del dominio del bien sobre las fuerzas del mal, a través de diferentes rituales y fiestas se acentúa esta creencia religiosa, además estas celebraciones a nivel nacional se han convertido en una oportunidad para unificar lo espiritual con lo social a través de la festividad, formando una concordancia de creencias y cultos mágico-religiosos.
Cada Corpus Christi se hace una danza ritual protagonizada por los llamados diablos danzantes en diferentes zonas del país, cada año los miembros de las "Sociedades del Santísimo" por promesas de diferentes índoles se atreven a vestirse del temido Lucifer vistiendo ropajes coloridos y mascaras que los asemejan con la firme intención de rendirse ante el santísimo sacramento, de esta forma los devotos del santísimo reafirman su condición de pertenecer al colectivo religioso.
Las danzas de los diablos representan un sincretismo religioso muy particular en esta tierra, existen diferentes grupos llamados "sociedades" ó "hermandades" que están constituidos en una jerarquía, los diablos deben pagar anualmente una cuota y pagar sus promesas rindiendo culto al Santísimo Sacramento. Los diablos antes de lanzarse a la danza se protegen contra las fuerzas del mal "cruzándose", llevan cruces, escapularios, rosarios y otros amuletos consigo y van rezando oraciones durante la festividad, la celebración incluye misa, construcción de altares y procesiones, como parte del ritual también van de visita a las casas de los miembros más importantes de las sociedades y los ya fallecidos.
Los diablos se visten de pantalón y camisa y capa de colores vivos, las capas van de los hombros a las rodillas y llevan adheridas cascabeles y sonajeros. Las máscaras son de colores llamativos y apariencia feroz, de diferentes colores y se realizan de distintos materiales , varían también de acuerdo a la región que los identifica.