MUNICIPIO FLORENCIO JIMÉNEZ

.

Este municipio limita con los municipios Iribarren y Torres por el Norte; con el municipio Andrés Eloy Blanco por el Sur; por el Este con el municipio Iribarren y con los municipios Morán y Torres por el Oeste.
Cuenta con una superficie de 768 Km2 que alberga alrededor de 70.536 habitantes, 4.89 por ciento del total del estado Lara, lo cual le confiere una densidad demográfica de 91.84 hab./Km2.Su capital es Quíbor, poblado en el que vive el 50 por ciento de la población del municipio con 35.351 personas. El 41.00 por ciento es menor de 15 años.
Está conformado por las parroquias Diego de Lozada (Cubiro), Paraíso de San José (Agua Negra), Cuara (Cuara), Juan Bautista Rodríguez (Quíbor), San Miguel (San Miguel) y Sixto Sarmiento (Tintorero).

.Este es el municipio con mayores atractivos turísticos del estado Lara debido a que el contraste geográfico que representan la zona andina (Cubiro), de clima agradablemente frío, con el árido valle de Quíbor ofrece una extensa variedad de paisajes a los visitantes. Además, el poblado de Tintorero, capital de la recientemente creada parroquia Sixto Sarmiento, es uno de los centros artesanales más importantes del país. 

Sitios Turísticos:

Sus Lomas: Grandiosa extensión de onduladas sabanas ubicadas al suroeste de la población. Se caracteriza en su mayoría por gramíneas y en las calles se disfruta de un paisaje de exuberante belleza, y una aire puro y fresco que viene a ser el principal agrado para todo aquel que la visite.
La Cueva de Los Carraos: No son exactamente una caverna, sino que la quebrada que viene de la montaña ha ido excavando una especie de cueva, caracterizándola con una singular belleza debido a la cascada formada por la gruta. En este sitio se encuentra unos pájaros que los lugareños llaman Carraos, de allí se deriva en nombre de este fenomenal ambiente natural.
Baños de Higuerón: Situado al suroeste del pueblo. También goza de un agradable ambiente natural que vale la pena sea visitado por todos. Es también uno de los lugares más acogedores y tranquilos de la región.
La Peña de La Bandera y El Volcán del Humo: Se encuentra en lo alto de las cumbre de nuestra montaña y a los cuales se puede llegar a través de pequeños caminos que serpentean a lo largo de los cauces de las quebradas.

La Artesanía:

De Quibor a Tintorero: Uno de los Municipios de más fuerte personalidad es Jiménez. La artesanía es la más firme expresión de su gente creadora y aunque se trata de la reseca tierra del valle de Quibor, la gente siembra y cosecha para dar ejemplo de tesón. No olvidan la fertilidad antigua, se resisten a morir en los suelos cuarteados de la sequía y así lo dicen los versos populares: “ah mundo cuando era mundo, cuando en mi Quibor llovía, que si piedras se sembraban, hasta las piedras nacían”. La puerta de este Municipio es Tintorero, ejemplo de trabajo y creación popular. Famoso por sus tejidos tradicionales de chamarras, burreras, alfombras, tapices, chinchorros, hamacas, cobijas y manteles. Este caserío fue partido en dos por la autopista, sin que sus brillantes constructores pidieran permiso a nadie. Pero así sobrevive y en ambas márgenes hay creación en los talleres de Marcolina Mendoza, Esteban Montes y la amplia descendencia de Don Sixto Sarmiento. Una de las pocas ceramistas conocidas en Tintorero es Marlen Sarmiento, frente a la Casa de la Cultura Sixto Sarmiento, allí también suenan los violines de los Sarmientos y hay una muy buena comida criolla. Por la autopista hacia Carora, unos cuatro kilómetros más allá de Tintorero, a mano izquierda está El Vigiadero, famoso por sus loceras María Antonia y Simona Rodríguez , Carmen Díaz y Albertina Perdomo. En la autopista a Quibor, está la cooperativa Los Ayamanes, con excelente producción de cerámica, también producen escobas y en el centro de Quibor está el Taller de Euclides Mendoza. También cerca de su hermoso templo colonial está el Taller de Eladio Morales, ya por la salida de la ciudad se encuentra los artesanos Eduviges Freitez, Macedonio y Pedro Aranguren en el Milagro. En Guadalupe, cerca de la fuente, también se encuentran los tallistas María Francisca Bonilla, Dionisio Lobatón y José Vicente Freitez. Es importante destacar que los artistas Juan de la Paz Silva con sus muebles de cardón y raíces, sombreros y carteras con sus bellas alpargatas decoradas y tejidas por Margarita Aranguren. Por la parte del encantador pueblo de san Miguel, está el Balneario Agua Negra y el Taller de Miguel Ángel Peraza, quien rompió la barrera de la fama internacional.  El Municipio Jiménez debe su nombre al prócer de la independencia Florencio Jiménez y es famoso también el corneta del Libertador, cuyos restos están sepultados en el Cementerio de Quibor.

Lugares de interés Histórico y Arqueológico

La Iglesia de La Ermita de Ntra. Señora de Altagracia: Fue construida por Frailes Franciscanos en la primera parte del siglo XVII, parecía haber sido concebida como fortaleza, además de sanitario. La fachada es de diseño Barroco y fue terminada en 1808, y reconstruida en 1881.
Cementerio Indígena de Quibor: Sitio en centro de la ciudad donde fueron encontradas gran cantidad de cerámicas prehispánicas, allí reposan 100 a 150 tumbas. Estas cerámicas y utensilios encintrados tienen un estilo muy definido, claramente andino y sin rostro de influencia colonial, lo cual indica que el hallazgo es precolombino y algunas piezas están relacionadas con la cerámica de Guadalupe.
Museo Arqueológico de Quibor: Tiene toda la información acerca de los primeros habitantes del valle, además de objetos prehispánicos encontrados en sus alrededores, también alberga un taller donde se producen con bastante exactitud las piezas originales. Actualmente es un instituto de apoyo al estudio de Arqueología y Paleontología de Venezuela.

MANIFESTACIONES FOLKLÓRICAS

Posee variables manifestaciones folklóricas y arraigadas tradiciones.  Quibor con el espectáculo del Toro de La Candelaria ( confeccionado a base de fuegos artificiales ), la visita de millares de devotos de La Ermita, donde se agrupan cantores para entonar salves a la Virgen de Altagracia para pagar promesas.

Tanto en Quibor como en sus caseríos se acostumbran  el Baile del Tamunangue, el canto de golpes, aguinaldos, velorios y rosarios de ánimas.  Campo Lindo es célebre por las peleas de gallos, donde acuden jugadores del todo el país.

En cuanto a la Artesanía, existe la famosa cerámica y la fabricación de cobijas  de lana, principalmente en Tintorero.

San Miguel posee diversas expresiones folklóricas  (ver la Burriquita ), se acostumbra allí al canto de velorio, los golpes, los aguinaldos y abundan los ejecutantes de los instrumentos de cuerdas.

Cubiro, casi con las misma costumbre de San Miguel, resulta de gran atracción turística.  El grupo de campesinos, ejecutando sus instrumentos criollos, principalmente en las fechas de las fiestas patronales con sus romerías de San Isidro Labrador, van dando a esta población un colorido folklórico, orgullo del estado.

Sanare ha sido visitado en muchas ocasiones por numerosos turistas, expertos folklorólogos, por las importantes manifestaciones folklóricas que posee: Los Zaragozas, el Tamunangue y otros similares a las de El Tocuyo.

Merece la pena mencionar a las famosas Loceras de Yay como grupos que cultivan al folklore técnico de la artesanía.

La Semana Santa de esta región está considerada como una de las mejores de Venezuela, en organización, arte y asistencia turística.